jueves, 11 de diciembre de 2008

Excursion al desierto / Desert trip

Go to the desert for me, was a first experience. I really liked the cowboy food, the vast field, I can say in short, was a dream come true.
Uno no puede imaginar hasta qué punto es posible caminar en las extensas llanuras de Texas. Algo curioso me dijo esta vez Earl: Cuando un hijo escapa de la casa en Texas, se puede ver aun, pasados los tres días. Texas es grande y sorprendente, famoso por sus vastos ranchos de ganado y su prosperidad petrolera, así como sus maravillas naturales que inspiran a los viajeros de todo el mundo. De niño vi muchas películas de vaqueros, en este viaje que hicimos el grupo de estudiantes de Sur América, pude cumplir uno de mis sueños. Caminé por los cañones panorámicos y los no muy densos bosques, exploré las misteriosas cavernas (por cierto, en las cavernas, soporte el frio que jamás me había tocado vivir). Como polluelos envueltos en sus plumas bajamos a las cavernas y subimos de tal forma como bajamos. Llegado a nuestro destino final, el Davis Ranch nos esperaba una cena de vaqueros, huevos revueltos, carne, pan casero.Al día siguiente, tomamos un desayuno vaquero, minutos más tarde subimos un paisaje peñascoso de impresionantes cañones, desde ahí pudimos divisar los enormes cañones, las formaciones rocosas y un vasto desierto. Yo nací en el campo y me sentí como en mi pueblo y pude disfrutar en un ambiente tranquilo. Pasamos por lugares que ofrecen un paisaje de exuberantes praderas y pintorescos pueblos históricos. Texas es un precioso lugar que atrae a los visitantes por su belleza, paz y oportunidades de recreación al aire libre. La noche que subimos a ver las estrellas por los inmensos telescopios fue una de las experiencias que mas me gusto. Subimos a Macdonald Observatory. En la mañana volvimos a Macdonald Observatory fue aun más sorprendente ver lo grande que eran los telescopios, uno de ellos, el quinto más grande del mundo. Fue una espléndida jornada, una experiencia maravillosa que tendré por siempre en el recuerdo.

Navidad en Mollebamba - Antabamba - Apurímac - Perú

La Huaylia, la navidad andina, es una fiesta típica de los pueblos de Antabamba que tiene como motivo católico la celebración del nacimiento de Jesús. Los danzantes reciben el nombre de pastores que cantan y bailan (huaylían) al ritmo de las guiadoras que acompañan sus versos con música de violín. Entre las particularidades de la Huaylía Mollebambina se pueden citar, por ejemplo, la dinámica específica que reviste cada uno de los siete días que dura la fiesta, que va desde motivos tan particulares como la procesión, la competencia de baile y canto, el día de los santos inocentes, etcétera, pero que culmina con una gran invitación general del plato típico: el picante de cuy. Otro referencia de la huaylía Mollebambina es el esmerado cuidado y detalle con que cada pastor prepara y luce su vestimenta, como además, la armonía que siempre busca al momento de marcar el paso y su constante exigencia con la innovación del verso de las canciones. De: http://www.geocities.com/xtobalsg/molle.html

lunes, 8 de diciembre de 2008

Esta pagina los llevara a conocer Palo Alto College http://www.accd.edu/pac/htm/

Mollebamba-San Antonio / San Antonio-Mollebamba

Entre tres millones de habitantes y seiscientos, sin duda alguna, hay una gran diferencia. San Antonio, una cuidad turística, ubicado en el estado Texas y la sétima más grande de los Estados Unidos. Mollebamba un pueblo agricultor y ganadero de autoconsumo, ubicado en el sur del Perú, en la provincia de Antabamba, región Apurímac. Mollebamba, el pueblo donde nací. San Antonio, la ciudad donde estoy viviendo. De pueblo a ciudad o de cuidad a pueblo.
San Antonio es luminoso, amplio, caluroso, muy caluroso cuando tiene que ser, es también gélido, cuando tiene que ser; es un clima de extremos. Es una cuidad que alberga mucha historia, en su mayoría de las misiones españolas. Eso hace que esta cuidad sea aún más interesante, porque ha aprendido a vivir del turismo. A diario me sorprende la cantidad de coches en esta cuidad, coches sobre la pista y los coches aún por venderse. Sobre las calles de Mollebamba hay dos coches en una semana o quizá tres, no hay tienda donde comprar o vender coches. En San Antonio si no hay coche, hay bus, pero pasa cada media hora, en Mollebamba, no hay bus, pero si uno quiere ir mas rápido, usualmente en la puerta de la casa hay un caballo listo para movilizarse. Las tiendas en San Antonio son muchas y muy grandes, casi del tamaño de la plaza de Mollebamba o quizá más grande; Walmart, H.I.B y otros casi del mismo tamaño con un precio diferenciado de productos. Hay dos tiendas de las que conozco; Dollar Tree y Only 99c, el precio de los productos en estas tiendas es un dólar; en Mollebamba las tiendas más grandes tienen un espacio aproximado de cinco metros de largo y dos de ancho en su mayoría, se puede conseguir un poquito de todo. En San Antonio, para cocinar se utiliza la electricidad, en Mollebamba, en su mayoría, con leña. En San Antonio, las comidas están enlatadas y la mayoría de los productos, congelados; en Mollebamba se consumen productos que cultivan los mismos campesinos, es una comida de la chacra a la olla. En San Antonio las casas son grandes y la división de los cuartos muy bien pensados, existen también edificios altos y la infraestructura en su mayoría de madera; en Mollebamba, las casas tienen uno o dos cuartos y la infraestructura es; paredes de adobe; el techo, de calamina, paja y teja. En San Antonio usualmente no se ven sembríos de maíz, cebada, papa y otros; en Mollebamba, los ojos están expuestos a la siembra y la cosecha del maíz y la papa. En San Antonio me despierto con una alarma electrónica y programada; en Mollebamba, el gallo de mi padre es el encargado de todos los días. Sin duda éstas no son todas las diferencias, pero también, en mis cuatro meses de estudia en San Antonio me hace ver que hay algo de similitud. Texas conocido en el mundo por ser tierra de vaqueros y domadores de caballos y la fiesta del ruedo, donde su gente comparte la felicidad de su tradición; Mollebamba es también tierra de toros y caballos, las fiestas son siempre alegres y dispuestas a celebrar las alegrías de todos. Sin duda alguna, cada habitante es consciente de la belleza de la ciudad donde ha nacido y de la cuidad que la acoge. Extraño mucho Mollebamba, extraño mi familia, mi comida, mis amigos; pero ahora que vivo en San Antonio, una magnífica ciudad presta para asombrar a propios y extraños me siento muy contento.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Thanksgiving (Día de Acción de Gracias)

En EE.UU. Se celebra el Thanksgiving o Día de Acción de Gracias. Es una ocasión especial que la población del país aprovecha para agradecer los bienes recibidos y compartir con familiares y amigos. Se celebra el último jueves de noviembre. El origen de la celebración se remonta a comienzos del siglo XVII cuando colonos europeos e indígenas americanos llevaron a cabo fiestas para celebrar las cosechas en América del Norte. Se cree que los colonizadores y los indígenas comieron muchas de las comidas que los estadounidenses consideran tradicionales en el Día de Acción de Gracias, es decir pavo y camotes. Se dice también que la primera celebración fue en el año 1621, y fue para los colonos en parte, una forma de agradecer a los nativos americanos que les enseñaron que alimentos comer y como construir viviendas para sobrevivir. Ya casi cumplo los cuatro meses en San Antonio, y jamás imagine estando en Perú, tener la oportunidad de pasar este dia en EE.UU., ya que el último jueves de noviembre en mi pais, es como un dia particular. Earl, siempre nos dice que Julia esta buscando algo Nuevo para ustedes, para que lo puedan tenr un buen recuerdo de los EE.UU. y esta vez tuvimos la satisfaccion de conocer nuevas familias en San Antonio, y esperimentar ese dia. Salimos de los apartamentos a las 9 am. a la casa de Illiana, donde nos recogieron las familias que tuvieron la gentileza de compartir ese dia con nostros, nos repartimos en grupos de dos y otros de cuatro. Dos companeros de Colombia y dos peruanos fuimos a la casa del senor Alberto Arroyo, un peruano residente en San Antonio y professor de la Universidad de Texas de hace muchos anos, nos invito a la casa de su suegra, dijo que era mejor pasar ese dia en la casa de su suegra, porque ella cocinaba mejor. Como era de esperar nos sirvoeron pavo y una serie de pastels, entre de manzana, calabaza, camote y otros, fue un dia de una amena conversacion y creo yo, un dia de gloton. Terminada la comelona, nos llevo a nuestros a apartementos. Fue un dia de una nueva experiencia y asi podimos conocer una costambre mas del pais donde restamos estudiando.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Tres meses en San Antonio - Texas - EE.UU.

Desde que llegamos a San Antonio los 20 becados de Perú, Ecuador, Bolivia y Colombia, tuvimos la suerte de conocer personas dispuestas a ayudarnos, Julia Jarrell, Coordinadora del Programa IALS, con la vasta experiencia que tiene en este tipo de trabajo, nos indujo por el buen camino y nos sigue induciendo, porque a través de ese camino seguimos conociendo y adquiriendo nuevos conocimientos y nuevas experiencias. No podría estar da lado Earl Gastón, nuestro facilitador, a pesar de la diferencia de edad que hay entre él y nosotros veinte, hay una gran química, siempre o casi siempre está acompañado de una sonrisa, eso hace siempre un placer conversar con él. San Antonio es una cuidad preciosa, una ciudad que alberga gente de muchas nacionalidades, pero en su mayoría mexicanos. Pudimos encontrar todo tipo de comida, y "obviamente" mejicana, los típicos TACOS, tailandesa, china, japonesa, puertorriqueña, italiana, etc. Uno de los grandes recuerdos y experiencias que tengo, es la visita al centro de la cuidad, mis compañeros y yo tuvimos la suerte de pasear en los botes, recorrer con un guía que nos iba explicando cada detalle de los alrededores del rio, lugares de compra, lugares donde venden comida, hasta la historia del árbol más viejo a orillas del rio, una experiencia fascinante para poder volcar la misma idea en mi región. No tenemos la suerte de tener un rio en medio de la ciudad, pero el paseo en bote es uno de las ideas que es factible aplicarlas. El viaje de excursión fuera de San Antonio, fue una experiencia maravillosa. Muchas veces en una película tejana había visto carreteras parecidas, y sentí una satisfacción de haber recorrido con mis compañeros del programa. Rio Blanco, primera parada, un lugar precioso de poca población que tiene todos servicios para los visitantes. Un ingrediente importante para atraer turistas es precisamente eso, el buen servicio, es algo que tenemos que trabajar mucho en mi pueblo y región.San Antonio es el corazón histórico y turístico de Tejas, suelen decir las personas con experiencia de haber vivido en esta ciudad. Las muchas misiones que tiene esta ciudad es una de los atractivos culturales más grandes, la ruta de los misioneros españoles, en cada misión una nueva historia, el trazado del River Walk, con parada en cada misión hace un viaje inolvidable en bicicleta. Los veinte alumnos del programa tuvimos la suerte de pasar un día con la gente del Rotary Club, que tuvo la buena voluntad de conseguirnos bicicletas para cada uno, pasamos un día agradable. Tuvimos algunos inconvenientes, accidentes, cosa que me hizo pensar para lo inesperado. En Apurímac, tenemos sitios parecidos, sitios con historia y cultura, cosa que sería factible hacer una ruta de turismo. El accidente de mis compañeros me hizo pensar, que en este tipo de servicios turísticos, hay que prevenir lo inesperado, tener listo los materiales de primeros auxilios.Nuestra estadía en San Antonio es placentera, con usuales problemas que se enfrenta al adentrarse a una nueva sociedad, a una nueva vida.